El origen de Halloween

¿De dónde procede la tradición de la noche más terrorífica del año? ¿Quiénes fueron los primeros en celebrarlo? ¿Por qué se usan calabazas? ¿Quién es Jack O´lantern?

¿Cuál es el origen de Halloween?

origen-de-halloween

La palabra halloween fue usada por primera vez en el siglo XVI, se trata de una contracción de la palabra en lengua escocesa “All hallows even”. Aunque ambas formas ya están en desuso “Hallow” era una forma inglesa de referirse a los santos, “even” designa la parte final del día o lo que es lo mismo, la víspera del siguiente. Por lo tanto, podemos traducirla como víspera de Todos los Santos. Hasta 1745 no se definió la fiesta bajo el nombre “Hallowe´en”. Y no fue hasta 1921 cuando se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota.

Se celebra de forma internacional cada noche del 31 de Octubre, siendo esta noche  de gran importancia en Estados Unidos, Inglaterra y cada vez más en España. Se la conoce también como la noche de las brujas.

La festividad es considerada una fiesta pagana, cuyo origen está en la festividad celta “Samhain”. Esta festividad tenía lugar al final de la temporada de cosechas, poniendo fin al verano y dando lugar a un nuevo año celta, que empezaba con la llegada del mal tiempo.

Para los celtas, con la llegada de la estación oscura, se acercaban los dos mundos, tanto el de los muertos como él de los vivos, llegando en ocasiones a unirse y permitir que los espíritus vagaban por el de los vivos.

Decoración de Halloween

La decoración de la noche de Halloween cuenta con todos los elementos terroríficos relacionados con brujas, fantasmas, fiestas de disfraces, “trick or treat” y las famosas “jack o´lantern”.

Según la leyenda céltica, no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la tierra para visitar a los suyos, sino que también vagaban entes malignos, entre ellos el de Jack, el tacaño (Jack o ´lantern). Tenía una alma tan negra que el diablo acudió a verle y tras engañarle en dos ocasiones consiguió que el diablo nunca pudiera reclamar su alma para el inframundo.

Al morir, y no ser aceptado en el reino de los cielos, tuvo que deambular por los caminos, pidiendo de casa en casa, lo que a día de hoy denominamos “truco o trato”. Aquellas que no pactaba con el espíritu, usaba sus poderes para maldecir la casa y a sus habitantes.

Por ello como medida de protección, los habitantes ponían en sus casas calabazas con formas horrendas, para así evitar encontrarse con dicho espectro.

Publicar una comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies